Rótulos metálicos: tipos y aplicaciones según el negocio

Los rótulos de metal diríamos que son la mayoría que existen. Pero en este post, vamos a hablar en su gran mayoría de los que tienen acabado crudo. También de sus características y uso ya sea en letras corporeas, en cajones luminosos etc…

Los rótulos de metal mas tradicionales y populares son:

  • El acero inoxidable. Tanto en sus variaciones, pulido o satinado, es uno de los clásicos por su calidad y durabilidad. Se podría decir que es uno de los materiales, mas caros para este uso. Tiene varias calidades, como el acero 316 de alta durabilidad (Recomendado para lugares costeros). Tiene ventajas como una alta resistencia a la corrosión, y un fácil soldado.
  • El aluminio. Se suele utilizar por su ligereza para estructuras, el más económico de la familia. En letra corpórea se puede utilizar en acabado macizo en 2, 5 y 10mm de espesor y igualmente para placas de pared grabadas. El acabado rayado grueso (Esmerilado) es el acabado visto más bonito. Se puede utilizar como substituto del acero para obtener un acabado espejo parecido al cromo, pero la reflectividad no es la misma, y la duración de la superficie espejo al exterior sería de unos 5 años, teniendo la ventaja eso sí de que su precio es inferior.
  • El latón. Sin duda el más caro de todos, y el que más quebraderos de cabeza nos lleva a los rotulistas. Tiene un acabado parecido al del oro, y una oxidación acelerada, de forma que requiere cada ciertos años desmontarse y cepillarse o pulirse para recuperar su color inicial. Se utiliza tanto para letras corpóreas como para placas grabadas, siendo muy utilizado por abogados, ya que a estos les gusta mucho cómo envejece el material, transmitiendo la impresión de que el buffet es más antiguo de lo que parece.
  • El hierro. No es un material utilizado para letras corpóreas por su alta dureza y peso, ya que tiene que pintarse para evitar la oxidación. Por lo que el aluminio es mucho más adecuado para este tipo de trabajos. Pero si se utilizan las planchas galvanizadas para vallas publicitarias y las vigas upn H EN hierro negro. La única ventaja del hierro sobre el resto de metales es el precio.
  • El composite como soporte publicitario. diríamos que es el más económico. Es un compuesto de dos capas finas de aluminio, y una plancha central de plástico. No se puede soldar, ya que sus caras de aluminio suelen ser de 15 a 25 micras, pero es un material muy estable a los cambios de temperatura, siendo ideal para letras corpóreas de gran formato que no necesitan espesor. Los grosores totales de la plancha suelen ser 3, 4 y 5 mm. En el mercado podemos encontrar acabados especiales como imitación madera, imitación acero esmerilado, mármol, etc… El composite es un material que podemos encontrar en el mercado bajo muchas marcas: dibond, alucubond, redbond, pero en esencia son todas iguales. Por su ligereza y durabilidad, es muy utilizado en revestimiento de fachadas y en rótulos tipo bandeja.

Otros metales para los rótulos de metal

  • El acero cortén. Este acabado lo utilizamos tanto en letra corpórea, como en banderolas y placas. Consiste en una vez está hecho el rótulo, echar un activador del óxido. El resultado, es un metal que se ha convertido en rojizo, y que según cómo se combine, puede multiplicar el efecto rústico del cartel publicitario o institucional. Digo institucional, porque es una textura muy utilizada para señalizar museos, edificios históricos etc..
  • Níquel y Cromo. En algunos raros casos, los clientes solicitan un acabado cromado o niquelado en las letras. Este acabado suele aplicarse en letras de menor tamaño de 4 a 15 cm que tienen un espesor de 5 o 10 mm ya que el sistema de corte le quita el acabado “espejo en los laterales de la letra” y darle un baño de níquel / cromo es una solución. Para letras de mayor tamaño lo que hacemos es cortar un frente de acero pulido en plancha de 1,5mm y cortar tiras que soldamos para fabricar una letra corpórea hueca.
  • Bronce. Diría que es uno de los materiales más caros que se utilizan en la rotulación (y de los que mas me gustan). Tiene un acabado entre el latón y el oro rosa, y queda genial en aplicaciones de letras para stands de joyería y productos de segmento alto. La dureza del bronce dentro de la familia de los metales para rotulación que se utilizan es de las mas blandas.
  • Latón cuero. Este acabado del latón se consigue sumegiéndolas en un ácido que acelera su oxidación. Consiguiendo oscurecerlo, dejando un

No hay comentarios todavía

Deja un comentario para participar en el sorteo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.